Pulido de hormigón en Toyota

Pulido de hormigón en Toyota

Un piso con cráteres producto del tránsito de autoelevadores y recubierto por residuos contaminantes de un sellador de carrocerías, se convirtió en una superficie de hormigón pulido, resistente y antideslizante.

En ocasiones la contaminación de los pisos es tal, que restaurarlos exige salirse de los procedimientos tradicionales y pensar nuevas formas de cumplir con las expectativas del cliente. Para ello el servicio ofrecido debe estar compuesto de dos cosas: un conocimiento absoluto sobre los distintos tipos de contaminantes que afectan al hormigón y un equipo humano de excelencia que provea soluciones de alta calidad aún en situaciones adversas.

Ambos componentes confluyeron en el trabajo que realizamos en Toyota, donde ninguna de las opciones tradicionales habían dado resultados. La aplicación del Sistema IC por parte nuestro equipo de trabajo, cumplió con los requisitos y brindó la solución esperada.

Se trataba de una superficie de hormigón con 20 años de antigûedad, que tenía contaminación producto del paso del tiempo y del derrame de productos químicos utilizados en la industria automotríz. El sector en cuestión estaba fuertemente impregnado con un sellador de carrocerías, que al mover las piezas de los piletones, se derramaban sobre el hormigón. 

A decir verdad, incluso a nosotros se nos presentaba como un desafío difícil porque nos habíamos encontrado pocas veces con una contaminación tan arraigada. Tras varios intentos fallidos, llegamos a la conclusión de que sólo encontraríamos una solución si realizabamos un procedimiento de remoción manual. El riesgo era el tiempo de trabajo que conlleva este procedimiento y el requerimiento de excelencia en el cuidado del detalle. Sencillamente: sin personas capacitadas, hubiera resultado realmente problemático.

Luego de coordinar los sectores por turnos, para que la planta de Toyota pudiera seguir su funcionamiento normal, se procedió a la remoción de la contaminación adherida con una técnica específica desarrollada especialmente para la ocasión y aprobada por el cliente. Posteriormente, se continuó con la rectificación para llevar a cabo el pulido de hormigón y por último el vitrificado a modo de terminación. El resultado fue una superficie estética con una notable reducción en los costos de mantenimiento.

 

 IC Villaverde Contacto

Dejar un comentario